Soy provida

Posted in General on diciembre 20, 2013 by forragaitas

Soy provida. Lo que más me gusta es estar vivo: invitar a cenar a un par de amigos y contar tonterías, ir a ver una peli al cine y comprar palomitas, tocar un rock con el ampli al diez, escuchar de nuevo ese disco que nunca falla después de tantos años, leer algo que me revuelva las entrañas como Knut Hamsun o Celine, comer un buen bocata de jamón serrano o unos centollos de la ría, ir a la playa en verano y tirarme en la arena y bucear entre los peces, abrirle el grifo de la cocina a mi gata y acariciarla mientras bebe, llamar por teléfono a ese amigo con el que hace diez años que no hablo, sentir el viento gélido en el rostro mientras el mar ruge, llevarme un buen ensayo al inodoro, ver el programa de Íker Jiménez, acostarme temprano cuando cambiamos las sábanas, gritar “gol” cuando marca el Deportivo, ir a buscarte por las noches, bailar con James Brown cuando estoy solo en casa… y otras miles de cosas. Y es que me encanta vivir, no como esos que adoctrinan diciéndonos cómo debemos vivir. Guardaos las fotos de fetos muertos para adoctrinar a otros. Son malos tiempos para los provida, para los de verdad.

Anuncios

“La segunda, ya tal”

Posted in General on junio 29, 2013 by forragaitas

Érase una vez un país gobernado por idiotas elegidos democráticamente por imbéciles. En él puedes delinquir con total comodidad con tal de que tengas el estómago suficiente como para mantener el tipo. “La segunda, ya tal”. Aquí no pasa nada, tonto el último y adiós muy buenas. Y los bobos titulados, los estúpidos de las redes sociales, satisfechos con sus oportunas ocurrencias. Está guay ser un revolucionario desde el sillón, con la conciencia atorada de lo tranquila que está, de lo cool que es uno. Y si tienes una Harley, mejor. Lo importante es dar el pego. Y si te he visto no me acuerdo. Con el culo a salvo dentro de casita, que montar follones no mola y son cosas de pobres. Hagamos periodismo para tontos, telediarios para periodistas. Que todo siga igual. Y al final de la jornada una cañita y para casita. Todo es falso salvo alguna cosa. Fin.

José de la Cavada, el payaso de España

Posted in General with tags , , , , on junio 18, 2013 by forragaitas

Estimado responsable de Relaciones Laborales de la Confederación española de Organizaciones Empresariales (CEOE), me gustaría felicitarlo por su labor. No pierde usted la oportunidad para hacernos esbozar una sonrisa, a pesar de la que está cayendo. Es usted genial, “el hombre más mediático de España”, como le comentaba un compañero en un reciente acto. Y es que lo suyo es vocacional, siempre aprovechando las miserias ajenas para pergeñar un buen chascarrillo. Con medio país en paro y nuevas empresas cerrando cada día usted es la esperanza, la luz en la oscuridad, el albatros con las alas partidas. Con sus chistes y su alegría, con sus maravillosas ruedas de prensa, sus comidas de negocios y sus cuentas bancarias.

Imagen

Es todo un ejemplo de integridad, usted, con la sonrisa a flor de piel, con sus hermosas metáforas sobre “diligencias” y demás. Es usted el pistolero del humor, el forajido de los empresarios, azote de maleantes, sindicalistas y similar ralea. Señor José de la Cavada, se supera a sí mismo.Sus subordinados hablan maravillas de usted, ¡y no nos extraña! Ya nos había ganado a todos con su numerito aquel sobre el contrato para esclavizar a la población. Pero es que su monólogo sobre los “excesivos” permisos por defunción de los trabajadores ha sido simplemente sublime. Le damos las gracias, por ser el mejor payaso de España. No se muera nunca

Saca las bragas

Posted in General on abril 25, 2013 by forragaitas

Y trasciende.

Y hazme dinamo mientras sonríes.

Y sé madre. Sé todo.

Saca las bragas

y hazme morir.

Rodéame en tu vientre cálido,

de pan,

que huele a leche.

Solo me importa eso.

Que te quites las bragas

ya.

El ajolote sonríe

Posted in General on noviembre 23, 2012 by forragaitas

¿De qué se ríe el ajolote? Sabe algo que desconocemos. Preserva la esencia azteca. Contempló las montañas de cabezas cortadas con las que Cortés y sus hombres se estremecieron. Nos mira desde el infinito mexica, desde el misterio humano. Mis amigos se van al extranjero a trabajar. Yo me quedo aquí, en paro, sin podeer quitarme de la cabeza la expresión del Ambystoma mexicanum. La selección de fútbol de España ganó el mundial. El capital acude en auxilio de la banca española con un crédito de 100.000 millones de euros bajo el brazo. Y el ajolote sonríe. Su asombrosa capacidad de regeneración, curiosamente, hace que se encuentre en grave peligro de etinción. Las empresas farmacéuticas lo han estado cazando sin ningún tipo de control. Pero no parece que le importe demasiado. Se limita a contemplarnos desde otra dimensión, esbozando su gesto atávico, el mismo que fascinó a Julio Cortázar. Salamandra acuática atávica, animal del inframundo. Monstruo marino, hermano gemelo de Quetzalcóatl, yo te saludo.

Un ajolote

 

96 lágrimas

Posted in General on enero 6, 2012 by forragaitas

Eres como el teclado de 96 Tears, como la primera calada de mi cigarro. A medianoche miro la luna y pienso en ti. Volverás pronto y yo te espero. Me recuerdas a la voz de Rudy Martínez en esa canción: hipnótica e inmortal. Te quiero y tú lo sabes, pero no llores más. Perdóname, cariño. No tengo palabras para tanto dolor. Y tu voz, como el sonido del Vox, trepanando mi alma. Pero basta de llantos, son demasiadas lágrimas para ser lloradas por un corazón.  Tus ojos me miran. Te ríes, todo va bien. Deja que yo llore por ti.

Carreteras a ninguna parte

Posted in Música, Miscelánea on septiembre 16, 2011 by forragaitas

Esclavos con diferentes nombres, pero esclavos al fin.

Tu negrero echa la culpa de todo a Zapatero mientras te deja con cinco días menos de vacaciones, después de tenerte trabajando durante todo el mes de agosto. El mío es como el tuyo, solo que más sutil. A los dos nos han engañado desde que íbamos al colegio. Llevamos indignados 30 años pero no vamos a ninguna asamblea. Vayamos a ninguna parte.

Campañas de sensibilización a favor de nosequé y proyectos internacionales de cooperación para nosecuanto. Y nos roban nuestra juventud a plazos. Una señora habla muy preocupada en televisión sobre los perros sin hogar. El periódico del bar abre su cuadernillo local con una gata maltrecha que se cayó desde un octavo piso. Otras veces habla de ositos de peluche perdidos y de cerdos que se comportan como personas. Subvenciones para artistas locales. Sicarios colombianos. Prostíbulos que abren. Homilías monótonas. Amigos que te abandonan. Coños secos. Resurrección de los muertos. Grupos de rock perfectamente despeinados. Carreteras interminables a ninguna parte. Amén.

Las películas ya no son películas, son videoclips. Las niñas de 16 años son ahora como putitas francesas. Y los chavales parecen todos iguales. No hay una sola nota discordante: llevan todos la misma ropa de imbéciles y tienen la misma expresión de vacío. Y aún encima el último disco de Lenny Kravitz es una puta mierda. Claro que siempre podemos huir.

Es muy fácil poder comprarse una Harley y ser un rebelde de bar. O decir hermosas idioteces 2.0. Mick Jagger es sir, pero sabemos que Keith nunca lo sería. Veo las fotos de facebook de tu viaje a Londres. Veo películas en blanco y negro. Veo cómo sirven las copas en la barra. Veo mi sueldo de novecientoseurista. Veo a los poetas de moda con sus másteres y sus mejillas sonrosadas, veo sus ojos de absoluto papanatismo. Veo el apocalipsis cada día en el supermercado. Mientras, tú lloras.

Alan Christie Wilson

Pienso en el suicidio de Alan Christie Wilson, alma máter de Canned Heat. Piensio en su cuerpo desnudo de 27 años entre los árboles del cañón de Topanga, vuelto hacia las estrellas de la noche californiana de septiembre de 1970. El Búho Ciego no dejó más nota póstuma que su silencio. Y sus canciones. Como su inmortal e hipnótica adaptación de On The Road Again, un tema del bluesman Floyd Jones, que a su vez se inspiró en un viejo blues de 1928 de Tommy Johnson. El retorno a ninguna parte, el viaje en sí mismo. La carretera como el destino fatal al que es inevitable regresar. La huida hacia la desesperación. Un blues perfecto, en el que la aspereza de la música contrasta con la voz suave y espectral de Wilson. Alzo mi copa a la luna por ti esta noche, amigo.

Take a hint from me mama. Please, don’t you cry no more, don’t you cry no more. ‘Cause it’s soon one morning down the road I’m gone.

Acéptame un consejo, nena. Por favor no llores más, no llores más. Porque pronto, una mañana, me habré ido carretera abajo.