La luz de Gamoneda, el poeta del abismo

Antonio Gamoneda deslumbró el pasado jueves día 20 de diciembre a los asistentes en Ferrol al III Curso de Narrativa Torrente Ballester, celebrado en la sede de la Fundación Caixa Galicia en colaboración con el Concello ferrolano. Su voz ronca y profunda hizo vibrar a un auditorio casi repleto, sobrecogido por su lírica. José Antonio Ponte Far, director del curso, ofreció una pequeña presentación sobre la trayectoria y las claves de la literatura de Gamoneda, a quien calificó como “un poeta esencial”, “un poeta desde siempre”, fuera de tono y alejado de las modas, una voz singular en conflicto consigo mismo, que ofrece una poesía “instintiva” y que procede de lo emocional, un misterio que no se puede abarcar con palabras ni restringir.

Gamoneda es de esa clase de personas que prefieren tomar un tren de madrugada por no renunciar a un asiento con bandeja, donde poder cumplir con sus seis horas diarias de trabajo y no perder ni un minuto. El poeta se declaró proveniente de “la cultura de la pobreza”, y es que los poetas de su edad suelen proceder de un entorno burgués y universitario pero no obrero, como es su caso. Por eso su naturaleza y su poesía son distintas. El leonés, que dice no entender demasiado del tema, dejó sentadas las bases sobre las que se articula su obra, y empezó por ilustrarnos sobre su peculiar concepción de lo poético, sobre lo que existen muchas definiciones, todas insuficientes. Elliot se refirió en su momento a la poesía como “la aprehensión sensible y directa del pensamiento”, y es que el pensamiento poético se desprende de lo sensible y el autor lo reconoce cuando se lo dicen sus propias palabras, pero es algo ya conocido de antemano en el propio pensamiento. San Juan de la Cruz fue quien, en su opinión, más se aproximó cuando, refiriéndose a la experiencia mística, “sin quererlo, desde la inocencia”, estaba aludiendo en realidad a la esencialidad poética cuando dijo aquello de: “Un so saber sabiendo”. Asimismo, la concepción de Sartre acerca de lo “irremediablemente subjetivo de la poesía”, que no puede modificar los hechos objetivos ni las circunstancias históricas es matizada, porque de alguna manera se convierte en un acto “perfectamente oscuro, que intensifica nuestra conciencia”.   Para Gamoneda, rara avis de integridad a prueba de convencionalismos y hombre contradictorio, la poesía “no es de por sí un acto de reflexión” sino que “el poeta lo sabe pero no sabe lo que sabe”, una concepción casi clarividente:: “Yo sé lo que sé”, dijo a un público emocionado. A partir de aquí, Gamoneda introdujo en su intenso discurso, consideraciones acerca de la evolución de la poesía desde la Edad Media, momento hasta el que cumplía un papel informativo al ser el único elemento mediático que existía: “Me atrevo a decir que la poesía, desde hace por lo menos quinientos años, ha puesto en claro una opción significativa que antes no estaba tan en claro”, con lo que su función social queda relegada, ya no se trata de “comunicar los hechos” ya que de esto se ocupan “otros medios altamente tecnificados” y la poesía se convierte en minoritaria. Y aprovechó para opinar de paso sobre la inviabilidad en este sentido del realismo, que no deja de ser una mera “apreciación estilística” que el autor calificó incluso como “reaccionaria”, a pesar de la buena voluntad de sus adeptos y de la hegemonía bastante clara en España en estos momentos de los poetas de signos realistas, que pretenden estimular la conciencia del ciudadano, algo para lo que ya están los medios de comunicación, y “la poesía tiene otra cosa que hacer, crear lo que no existía y revelar lo que está oculto incluso al propio poeta”.   La poesía es en cierto modo concebida como creación, porque a veces se origina lo que no existía, y no se trata de referirse a la realidad, para lo que existen otros cauces. En opinión de Gamoneda, podemos crear nuestras propias realidades intelectuales. El poeta quiere decir con sus palabras “exactamente lo que dice”, es una comunicación de lo sujetivo y de lo íntimo, no referente a elementos exteriores, por eso es creación. Nuestra intuición será el elemento a emplear, descubriendo el ritmo interno de los versos en un acto trascendente: “No se trata de la intuición de los objetos”. La utilidad de la poesía, que “no es un instrumento para cambiar el mundo”, radica así para el autor en que “intensifica nuestra conciencia” y en que “no es una salvación pero lo parece, de una manera realmente contundente; incluso la que se genera desde el sufrimiento termina generando alguna forma de placer”, como por ejemplo las Coplas de Jorge Manrique. La conversión de los datos existenciales más negros en objetos poéticos que nos proporcionan placer es algo consubstancial a todo el arte, algo que “en la poesía se cumple de una forma especialmente clara”.

 

Gamoneda concluyó el acto con una emotiva declamación. Sus poemas inundaron el aula de la fundación y encogieron los corazones de los presentes: la vejez, la muerte, el dolor, el amor y la naturaleza se presentaron desnudos ante nosotros,  en toda su crudeza: “Yo desprecio la eternidad. He vivido y no sé por qué”. Empezó con tres inéditos y prosiguió con un recorrido por los diversos poemarios presentes en su última compilación, al final de la cual se evidencia una cierta reconciliación del poeta con la vida:

 “La belleza no es

un lugar donde van a parar

los cobardes”.

Anuncios

Una respuesta to “La luz de Gamoneda, el poeta del abismo”

  1. me atrevo, unicamente por que me invitan:
    agregaría talvez, a la frace “no es un instrumento para cambiar el mundo”(del poeta Gamoneda) lo sigiente: El mundo en el que actua la poesía es el mundo profundo de la intimidad intrinseca del poeta,y del lector/oyente, alli la poecia devela,descubre, moviliza, es un eficiente navegador de la mismidad, es el observador interno de ese magma primigenio que parese compartir el todo, dentro de la pequeñez del hombre en singular y en plural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: