La vuelta al colegio

Toda mi vida infantil deseé poder ser lo suficientemente valiente como para hacer un sueño realidad: no ir al colegio. Pero no a través de engaños ni artefactos similares, sino a pecho descubierto. Un niño mexicano lo ha hecho. Bravo por él. Se pegó a la cabecera de su cama con pegamento industrial y de esa guisa se lo encontró su madre por la mañana, cuando lo iba a despertar para que fuese al colegio. Y ese día no fue. Además se ha convertido en una especie de estrella en Internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: