Entrevista a Bule Bule

“Intentamos ser puros y dejarnos llevar por la música”

 

El trío sadense de rock and roll Los Santos ha conseguido encontrar su estilo propio mezclando el rock primitivo con la música twist tras diez años de existencia

 

Ser batería de un grupo  que se autoproclama «la mejor banda de Galicia y parte del extranjero» parece una ardua tarea. Subversivos y sensibles a la vez, Los Santos son tres mitómanos del rock and roll que se han ganado a pulso un puesto en los altares del underground musical gallego. Tras casi diez años de existencia, la banda ha conseguido hacer sonar su música en la MTV o compartir escenario con bandas de la altura de The Meteors y aguarda editar su primer disco. Sergio Prieto (A Coruña, 1983) es quién lleva el ritmo en una banda visceral y, sobre todo, diferente a todas.

—¿Está infravalorado el papel de los baterías en general?

—Creo que está sobrevalorado, porque para ser batería solo necesitas sentarte ahí y dejarte llevar por la música. Lo que sí es verdad es que hay grandes baterías poco reconocidos.

—¿Por ejemplo?

—Dennys Wilson, de los Beach Boys, porque además de batería él era compositor, intérprete, pianista, cantante e imagen. Además llevaba poco tiempo tocando cuando empezó en el grupo, y aún así grabó discos memorables. Y ese amateurismo de sus inicios es bueno para el rock and roll porque crea una música auténtica y anima a que todo el mundo la pueda interpretar. Aún encima, tenía un estilo que nadie puede imitar.

—¿Es ese en tu opinión el mérito de un buen batería?

—Depende de muchas cosas. Muchos productores dicen que lo más importante de la producción de un disco son las baterías, que son la clave. Y un buen batería, en mi opinión, no es aquel que simplemente es un virtuoso, sino el músico que es capaz de concebir su batería junto a los demás instrumentos en una canción y conseguir dar con el tempo musical adecuado, lo cual es importantísimo, a veces más  que la propia melodía.

—Ponme un ejemplo

—Levon Helm, de The Band, porque no destacaba con rudimentos técnicos y tocaba justo lo que la canción pedía.

—Dime alguna canción en la que esto sea determinante.

Be My Baby, con producción de Phil Spector, donde Hal Blaine inicia la canción con unos toques de batería que consiguen convertir la canción en algo inmortal.

—¿Cuáles son tus principales influencias como batería?

—Me molan: el propio Dennis Wilson, Tommy Lee, Ringo Star, John Densmore, Tommy Ramone, Rat Scabies, Animal Taylor, Nick Nox, Steven Adler, Steve Riley, Gene Krupa, Buddy Rich, Hal Blaine, Earl Palmer y muchísimos bateristas más.

—En Los Santos, ¿de qué forma intervienes en el proceso compositivo?

—Intento crear un concepto, como Manquiña [risas], algo tipo cómic, como un dibujo animado… es difícil de explicar. Intento obtener algo onírico, algo que sea un concepto en sí mismo; me veo como si yo fuera el pato Donald tocando la batería.

—Los Santos decís hacer «punk twist», ¿qué es eso?

—Nosotros somos un grupo de música. Realmente hacemos eso, como cualquier grupo de rock and roll. Lo de punk-twist es para darle un toque pintoresco al asunto. Nos parecen dos conceptos que cuajan bien. Resulta interesante mezclar un rock primitivo con la música twist.

—El sonido de tu banda, ¿a qué grupos recuerda?

—Yo diría que somos un compendio entre los Ramones, Beach Boys, The Cramps, Little Richard y Trashmen. También podemos recordar a The Troggs, Sonics o Bo Diddley.

—¿Por qué se forma un grupo? 

—La pregunta sería cómo no forma un grupo cierto tipo de gente.

—Explícate. 

—Hay personas predestinadas a formarlo por su pasión por la música. Es una necesidad, llega una hora en que para ti es algo vital.

 

 

—Os habéis ganado la fama de banda transgresora y un poco saltimbanqui, ¿qué hay de cierto en todo esto?

—Nunca supe por qué la gente nos ve así. Somos tres tíos totalmente normales que amamos la música. Hay gente loca de verdad que pasa totalmente desapercibida.

—¿Por qué momento estáis pasando Los Santos en la actualidad?

—Pues… estamos en un momento de madurez [risas]. Nunca supe lo que es esto pero queda de puta madre, todo el mundo lo dice en las entrevistas. Este año cumplimos diez años tocando, en agosto. Hemos encontrado por fin nuestro estilo. Aunque siempre que encuentras algo pierdes otra cosa, y nosotros hemos renunciado en parte a la técnica. Intentamos ser puros y dejarnos llevar por la música, sin más, que la técnica no sea un obstáculo. Esto es lo difícil de conseguir.

—Os han acusado de hacer una música muy simple.

—Es que eso es lo difícil de conseguir. Cuando uno dice que la música es simple, esto a veces no se entiende bien. Creo que es al revés. Nuestra música es muy complicada aunque parezca lo contrario, precisamente porque al ser tan pura, tan rítmica, no hay nada con qué camuflarla. Nuestras canciones son todas iguales, son como un bloque, todas tienen el mismo ritmo, las mismas notas. Somos como bluesmans.

—¿En qué sentido?

—Se trata de ese rollo del blues. Un negro con su guitarra toca siempre lo mismo, es realmente un sentimiento más que un estilo de música… como ocurre también en el country, el flamenco o el soul. Pasan muchos años para que esos estilos sean asimilados por todo el mundo, hoy son músicas de género que ya están consagradas, no nacieron en las academias sino en el sentir de las personas, y nosotros reflejamos ese sentimiento con nuestra música. Soy un puto visionario.

—¿De qué hablan vuestras letras?

—Del amor a Dios por los hombres y de los hombres por Dios. Mucha gente se toma a risa esto pero es totalmente cierto. Hablamos de la vida, del más allá, de la trascendencia, del sexo como vida, de la naturaleza… la música es amor por Dios. Cuando no hay nada, ahí está realmente el lugar de la música. En el nacimiento está el ritmo, en la muerte también.

—¿Tenéis algún material editado?

—Sí, en varios recopilatorios. Estamos intentando grabar nuestro primer disco pero tampoco nos obsesiona. Aunque hace ilusión porque la música queda ahí grabada. Tenemos muchas grabaciones caseras, eso sí. También nos mola mucho el rollo videoclip, en breve sacaremos a la luz un espectacular vídeo… igual hasta hacemos nuestra primera película: Los Santos. La película, se llamará así. Y estamos en breve en el proyecto Galician Bizarre.

—¿Cuándo os podremos ver en acción?

—El 24 de mayo, este sábado, estaremos en pub Velvet de A Coruña en directo junto a THE, Diadermin, Telephones Rouges. El 18 de julio estaremos en Fene en un festival de rock. El 26 de julio estaremos en el festival Sereas e Piratas, en la playa de Razo, junto a otras bandas como Franc3s, Jiménez Los Santos, Los Justicieros, Novidades Carminha, Schizophrenic Housewives y
Telephones Rouges. Y el 6 de agosto tocaremos en Sada.

 

 

Anuncios

Una respuesta to “Entrevista a Bule Bule”

  1. Me moló mucho la entrevista, de verdad, me encantó la parte en que hablas (refiriéndome a Bule-Bule) de lo importante de la sencillez en la música. No se si te comenté que mi banda favorita y con la que empecé a escuchar música es AC/DC. No puedo describir muy bien lo que es AC/DC para mi, pero sí coincido totalmente en que lo que siento es lo importante. Todas sus canciones suenan igual, y gracias a ello en cada una puedo sentirme tan enérgico y lleno de… no se de qué, pero lleno; al escuchar cada una de ellas. Una gran verdad, lo difícil es hacer algo sencillo que exprese, porque algo complejo ya expresa virtuosismo, pero eso se consigue con sencilla práctica. Lo simple es más profundo.

    Un saludo tio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: