Chinese Democracy: la Cidade da Cultura del rock and roll

No es la primera vez que ocurre algo así, pero esta vez se han sobrepasado todos los límites. Con doce años de retraso y la friolera de 13 millones de dólares invertidos, el pasado fin de semana veía la luz, alabado sea el Señor, Chinese Democracy, el nuevo disco de unos reconvertidos Guns & Roses, la Cidade da Cultura del rock and roll. De la banda original sólo quedan Axl, Izzy y Dizzi. El primero, conocido por sus otrora efectivas excentricidades, continúa como cantante al frente de la que, en su momento, fue la banda -con mayúsculas- de rock and roll más grande del planeta… y lo cierto es que muchos seguimos esperando un relevo que no llega. El segundo, continúa a los teclados. Y el tercero colaboró en la reciente gira de la banda, algo impensable hace unos años, cuando el extraordinario guitarrista ni se hablaba con Rose.


La portada del megalómano proyecto

Obsesionado por grabar “el mejor disco del mundo”, Axl Rose se embarcó en un periplo existencialista, un viaje místico a la búsqueda de su obra maestra. En el camino, un ir y venir de colaboradores y un proceso de grabación totalmente surrealista que dio lugar a toda clase de situaciones bizarras, como la colaboración de Brian May; el tiempo libre que los técnicos de sonido emplearon para grabar el debut de A Perfect Circle, su exitosa banda; o el paso por la banda del guitarrista Buckethead, de NIN, un friki con una bolsa de palomitas en la cabeza.

Axl Rose con su nuevo look de trencitas

Axl Rose con su nuevo look de trencitas

Durante épocas, el estudio permanecía vacío, debido a los períodos depresivos de Axl Rose, fanático del perfeccionismo, obcecado por encontrar su particular El Dorado. Otras, los ingenieros de sonido eran sometidos a sesiones de trabajo maratonianas. Se rumorea que llegaron a registrar hasta mil versiones de una misma canción.

La banda que hizo temblar los cimientos del r&r

La banda que hizo temblar los cimientos del r&r

La burla no tardó en llegar: Offspring mostraron en el año 2003 su intención de titular así su disco; el chiste sobre que la democracia llegaría a China antes de la salida del álbum; o la promesa de los directivos de Dr Pepper de regalar a cada americano uno de sus refrescos si Chinese Democracy veía la luz este año. La marca no podía imaginar que eso iba a ocurrir y quedó en evidencia ante la imposibilidad de cumplir su palabra. Dr Pepper se vio obligada a emitir unos cupones canjeables por su refresco para no quedar totalmente con el culo al aire. Así, sólo los norteamericanos que se registren en su página obtendrán un vale para la bebida, y el tiempo concluye hoy. Hasta para ser un bocazas hay que tener estilo.

3 comentarios to “Chinese Democracy: la Cidade da Cultura del rock and roll”

  1. Ahí ahí.

    Ostias!! que traballiño atoparche de novo por acá Dani. Paso a engadirche como Web Amiga para evitar este tipo de problemas.

    Estamos en contacto no blogomillo.

    Un saúdo.

  2. ok pois xa dirás a talla, bikoooosss.

  3. Ya sabes lo que pienso de Axl, que habría que asesinarlo. Soy del sector partidario de Slash, Izzy y Dizzy. De todas formas no voy a dejar de bajarme del Emule el Chinesse Democracy. Todos juntos eran unos putos cracks, pero Axl es al parecer un tipo con un grado de egolatría estratosférico. Si le regalan una gorra seguro que le da por invadir Polonia.
    Saludos. Cojonudo que vuelvas al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: