Me va mal con las mujeres

Me va mal con las mujeres. No hay comunicación posible. A mis 31 años, veo cómo se abre un abismo a mis pies cada vez que inento un acercamiento. Y es que soy de tener novia, de ver películas los domingos en el sofá, de invitar a cenar y esas cosas. Necesito lo femenino, lo cálido. Necesito ese olor a leche, esa blandura sensual. Necesito una mujer. Necesito necesitar y que me necesiten. He estado acompañado hasta hace poco. Ella me dijo un día que lo nuestro había terminado hace mucho. Yo acababa de enterarme, de eso y de que se había tirado al becario. Por lo menos me lo dijo. Todavía se lo agradezco.

Entonces lo dejamos. A partir de ahí entré en la rutina del hombre soltero, la soledad del escultor de escarcha. Desde entonces conocí a tres mujeres. A la primera la invité al cine el primer día que la conocí. Me miró como si estuviese loco. Supe que no iríamos a ninguna parte. Con la segunda quedé varias veces. Una chica encantadora, pero no había química entre nosostros. Simplemente dejamos de llamarnos. De la tercera simplemente huí. Encefalograma plano discotequil.

La otra vez fui con Rubén de discotecas. Estábamos dispuestos a copular sin más, como fuese. Fue un fracaso. Nos engañamos a nosotros mismos. Y es que, mujeres del mundo, no buscamos copular… Bueno, no buscamos SOLO copular. Buscamos el amor, aunque ninguna nos vaya a creer jamás.

Anuncios

3 comentarios to “Me va mal con las mujeres”

  1. no lo dudo: buscais el amor, pero con la del culito respingón y la cara bonita!
    – no me hagas caso, habla el recuerdo de la decepción causada por algún hombre que hablaba como tú – En la treintena las mujeres nos tomamosl la revancha de todas las putadas que nos hicieron durante la veintena, cuando confiábamos en “el amor”. Yo hablo por mí. Y por unas cuantas más 😉
    pero no te preocupes, luego, a los 40, ya se dejan los rencores a un lado, y se entienden hombres ymujeres un poco en lenguaje de signos, por que a verrrrr, no nos engañemos: hablamos idiomas diferentes, ya, a estas alturas paso de defender que las hormonas no nos separan; no serán las hormonas, será algo cultural, pero que no nos entendemos… no nos entendemos!
    más vale que te vayas haicendo a la idea y aún así seas capaz de ver todas las maravillosas similitudes y lo que es mejor: las maravillosas diferencias.
    haz caso de mamá Zeltia.
    Por cierto: ¿es verdad que fuiste tú el que enviaste la foto con el pitillo?
    🙂
    Bien, ya supongo que lo de Susana es un ejercicio literario, y lo tuyo un cachondeo, pero mmmm siempre me quedará la duda!!!!!

  2. jajaja, mira a quien me voy a encontrar aquí!

    Yo venía a decir que muchas ya sabemos (¡donde va!) eso que dices de que “Bueno, no buscamos SOLO copular”.

  3. forragaitas Says:

    Gracias, chicas, sois encantadoras. Lástima que ya estéis pilladas… porque lo estáis, ¿no? Hehehe.

    En cuanto a la foto… ¡corramos un estúpido velo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: