Ahora no me importan los atascos

Ahora no me importan los atascos, ni hacer cola en el supermercado, ni siquiera que pinchen a Bisbal . Ni siquiera me molesta ir un lunes a trabajar después de un fin de semana libre, Voy caminando y piso los charcos, me mojo los calcetines y no me doy cuenta. Me salto algún semáforo porque no lo veo y me da igual. También me da igual la gente que grita en los bares y toda la tristeza del mundo. Pienso en ti y todo parece tener sentido: las botellas misteriosamente colocadas en fila, las cumbres de Estado, las nubes, los recitales de poesía, las campañas de prevención al volante, las venganzas de sangre, los debates parlamentarios, el hambre, los ciclos de cine alternativo, las ofertas engañosas del Carrefour, los abusos de los poderosos… Nada importa porque me sumiré en tus ojos esta noche. Me refugiaré en tu cabello lacio y dejaré que todo pase. No me importa decirte extravagancias cuando bebo vino, no me importa decite exactamete lo que pienso cuando lo pienso. Tú me miras y sonríes, y yo siento que nada más que eso tiene sentido. Que paren el mundo. Nos bajamos en la próxima parada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: