Archive for the Música Category

Carreteras a ninguna parte

Posted in Música, Miscelánea on septiembre 16, 2011 by forragaitas

Esclavos con diferentes nombres, pero esclavos al fin.

Tu negrero echa la culpa de todo a Zapatero mientras te deja con cinco días menos de vacaciones, después de tenerte trabajando durante todo el mes de agosto. El mío es como el tuyo, solo que más sutil. A los dos nos han engañado desde que íbamos al colegio. Llevamos indignados 30 años pero no vamos a ninguna asamblea. Vayamos a ninguna parte.

Campañas de sensibilización a favor de nosequé y proyectos internacionales de cooperación para nosecuanto. Y nos roban nuestra juventud a plazos. Una señora habla muy preocupada en televisión sobre los perros sin hogar. El periódico del bar abre su cuadernillo local con una gata maltrecha que se cayó desde un octavo piso. Otras veces habla de ositos de peluche perdidos y de cerdos que se comportan como personas. Subvenciones para artistas locales. Sicarios colombianos. Prostíbulos que abren. Homilías monótonas. Amigos que te abandonan. Coños secos. Resurrección de los muertos. Grupos de rock perfectamente despeinados. Carreteras interminables a ninguna parte. Amén.

Las películas ya no son películas, son videoclips. Las niñas de 16 años son ahora como putitas francesas. Y los chavales parecen todos iguales. No hay una sola nota discordante: llevan todos la misma ropa de imbéciles y tienen la misma expresión de vacío. Y aún encima el último disco de Lenny Kravitz es una puta mierda. Claro que siempre podemos huir.

Es muy fácil poder comprarse una Harley y ser un rebelde de bar. O decir hermosas idioteces 2.0. Mick Jagger es sir, pero sabemos que Keith nunca lo sería. Veo las fotos de facebook de tu viaje a Londres. Veo películas en blanco y negro. Veo cómo sirven las copas en la barra. Veo mi sueldo de novecientoseurista. Veo a los poetas de moda con sus másteres y sus mejillas sonrosadas, veo sus ojos de absoluto papanatismo. Veo el apocalipsis cada día en el supermercado. Mientras, tú lloras.

Alan Christie Wilson

Pienso en el suicidio de Alan Christie Wilson, alma máter de Canned Heat. Piensio en su cuerpo desnudo de 27 años entre los árboles del cañón de Topanga, vuelto hacia las estrellas de la noche californiana de septiembre de 1970. El Búho Ciego no dejó más nota póstuma que su silencio. Y sus canciones. Como su inmortal e hipnótica adaptación de On The Road Again, un tema del bluesman Floyd Jones, que a su vez se inspiró en un viejo blues de 1928 de Tommy Johnson. El retorno a ninguna parte, el viaje en sí mismo. La carretera como el destino fatal al que es inevitable regresar. La huida hacia la desesperación. Un blues perfecto, en el que la aspereza de la música contrasta con la voz suave y espectral de Wilson. Alzo mi copa a la luna por ti esta noche, amigo.

Take a hint from me mama. Please, don’t you cry no more, don’t you cry no more. ‘Cause it’s soon one morning down the road I’m gone.

Acéptame un consejo, nena. Por favor no llores más, no llores más. Porque pronto, una mañana, me habré ido carretera abajo.

Hasta los huevos de Springsteen

Posted in Música on julio 30, 2009 by forragaitas

Estoy hasta los huevos de Springsteen, el Boss. ¿El Boss de qué? Little Richard o Chuck Berry, leyendas vivientes del rock and roll, qué son, entonces, ¿dioses?

Me aburre Springstten, me aburren estos rock stars perfectos, intachables y ejemplares… y desconfío de ellos. A su lado, hasta el pesado de Bono me parece un tío simpático, con sus moralinas de ONG y sus discursos iluminados. Prefiero a Bono mil veces, porque es imperfecto, se equivoca y la boca le pierde… como a todo ser viviente que se precie de estarlo. Pero Bruce no, recluído en su mansión dorada, con los millones de dólares bien guardados en harcones y su servicio de mayordomos al acecho. Seguro que hasta en casa lleva la puta pañoleta roja.

Bruce Springsteen

Bruce Springsteen

Me aburre hasta lo indecible. Imagino al divo perfecto rodeado de sus asesores, recomendándole no decir una palabra más alta que la otra.

Y me aburre su música: un rock también perfecto, tan perfecto que revuelve las tripas. Me aburre ese sonido pulido pasado por mil filtros. Me aburre no escuchar ni un solo acople. me aburre lo buenísimos que son los músicops de la E-Street Band. Me gustaría verlo tocar a él solo con una acústica. Además de plagiar flagrantemente a Kiss en su último y mortecino disco, tuvo la poca humanidad de negarle la cesión de uno de sus temas -Hungry Heart- a los grandiosos Ramones, en el eterno limbo del proletariado musical a lo largo de toda su carrera. Su mánager le metió el miedo en el cuerpo, le advirtió que podía dejar de ganar unos miles de dólares. Y Bruce prefirió engordar sus cuentas suízas. Y eso no se olvida.

Joey Ramone

Joey Ramone

Pero sobre todo me aburren sus fans. Suelen creerse perfectos, también. Suelen decir que les encanta el rock and roll, y suelen no escuchar un puto disco de rock and roll (menos de Bruce, claro). Como todos los fans, suelen ser intolerantes y arrogantes. Suelen decir este tipo de cosas: “Mis grupos favoritos son Bruce Springsteen, El canto del loco y The Killers”.

John Foggerty visita nuestro país tocando para unos cuantos cientos de persoas, Willy de Ville agoniza y parece que a nadie le importa, y este cansino llena estadios. Mundo…

El Vez, el Elvis chicano

Posted in Música on mayo 24, 2009 by forragaitas

Pocas veces se conjuga un talento incendiario, la humildad y la diversión en el rock and roll. El Vez, el impersonator más famoso de Elvis Presley, demostró ayer en su actuación en el Playa Club que El Rey está más vivo que nunca.

El Rey chicano

El Rey chicano

En estos tiempos, es difícil asistir a un espectáculo de puro rock and roll como el que el Rey chicano ofreció ayer en Coruña. Con una banda de acompañamiento absolutamente magistral y una puesta en escena apabullante, flanqueado por las explosivas coristas Priscilita y Lisa Marie, El Vez demostró que la diversión y el buen rock and roll deben ir de la mano.

Como el propio El Vez reconoce en su última entrevista, él es algo más que un imitador de Elvis… mucho más.

Chinese Democracy: la Cidade da Cultura del rock and roll

Posted in Música, Rock & Roll with tags , , , , , , , on noviembre 24, 2008 by forragaitas

No es la primera vez que ocurre algo así, pero esta vez se han sobrepasado todos los límites. Con doce años de retraso y la friolera de 13 millones de dólares invertidos, el pasado fin de semana veía la luz, alabado sea el Señor, Chinese Democracy, el nuevo disco de unos reconvertidos Guns & Roses, la Cidade da Cultura del rock and roll. De la banda original sólo quedan Axl, Izzy y Dizzi. El primero, conocido por sus otrora efectivas excentricidades, continúa como cantante al frente de la que, en su momento, fue la banda -con mayúsculas- de rock and roll más grande del planeta… y lo cierto es que muchos seguimos esperando un relevo que no llega. El segundo, continúa a los teclados. Y el tercero colaboró en la reciente gira de la banda, algo impensable hace unos años, cuando el extraordinario guitarrista ni se hablaba con Rose.


La portada del megalómano proyecto

Obsesionado por grabar “el mejor disco del mundo”, Axl Rose se embarcó en un periplo existencialista, un viaje místico a la búsqueda de su obra maestra. En el camino, un ir y venir de colaboradores y un proceso de grabación totalmente surrealista que dio lugar a toda clase de situaciones bizarras, como la colaboración de Brian May; el tiempo libre que los técnicos de sonido emplearon para grabar el debut de A Perfect Circle, su exitosa banda; o el paso por la banda del guitarrista Buckethead, de NIN, un friki con una bolsa de palomitas en la cabeza.

Axl Rose con su nuevo look de trencitas

Axl Rose con su nuevo look de trencitas

Durante épocas, el estudio permanecía vacío, debido a los períodos depresivos de Axl Rose, fanático del perfeccionismo, obcecado por encontrar su particular El Dorado. Otras, los ingenieros de sonido eran sometidos a sesiones de trabajo maratonianas. Se rumorea que llegaron a registrar hasta mil versiones de una misma canción.

La banda que hizo temblar los cimientos del r&r

La banda que hizo temblar los cimientos del r&r

La burla no tardó en llegar: Offspring mostraron en el año 2003 su intención de titular así su disco; el chiste sobre que la democracia llegaría a China antes de la salida del álbum; o la promesa de los directivos de Dr Pepper de regalar a cada americano uno de sus refrescos si Chinese Democracy veía la luz este año. La marca no podía imaginar que eso iba a ocurrir y quedó en evidencia ante la imposibilidad de cumplir su palabra. Dr Pepper se vio obligada a emitir unos cupones canjeables por su refresco para no quedar totalmente con el culo al aire. Así, sólo los norteamericanos que se registren en su página obtendrán un vale para la bebida, y el tiempo concluye hoy. Hasta para ser un bocazas hay que tener estilo.

Muere el hombre. Adiós, Bo

Posted in Internacional, Música, Rock & Roll with tags on junio 4, 2008 by forragaitas

Otro mito nos abandona. Todos somos únicos e irrepetibles, pero unos más que otros. Bo Diddley fallecía esta semana a los 79 años. Pionero del rock and roll e inventor de un nuevo concepto de guitarrista, su legado habla por sí mismo. Nacido a orillas del Mississippi, Diddley impregnó su brutal y rompedor sonido de un rythm and blues primitivo y visceral que taladró los tímpanos de unos atónitos años cincuenta. Su presencia, su fuerza escénica y, sobre todo, sus inmortales himnos del rock and roll, canciones redondas, obras maestras que reflejaban “el sonido de la jungla”, como él mismo definió su estilo… le convierten en una de las mayores influencias de la música del siglo XX.

Colaboró activamente con Chuck Berry y con Elvis; Buddy Holly interpretó sus canciones, al igual que New York Dolls, The Sonics o los Stones; The Animals, Yardbirs, The Who, Eric Clapton, Springsteen o The Pretenders… y muchos más, le rindieron homenaje. Imitado hasta la saciedad, su ritmo sincopado y vertiginoso supuso una revelación. El rock and roll no sería nada sin él. Ha muerto Diddley, ha muerto el hombre.

Odio los festivales

Posted in General, Música, Rock & Roll with tags on mayo 28, 2008 by forragaitas

Me encanta la música, por eso odio los festivales. Nuestra geografía queda sepultada en verano bajo un grueso manto de conciertos multitudinarios a los que la gente acude por las más diversas razones, y la música está a menudo en el último lugar de sus preferencias. El esperpento alcanza a veces límites insospechados, como ocurre con la última edición del ¿Rock? In ¿Rio? de Madrid, donde Bob Dylan o Neil Young, leyendas vivientes del rock and roll, comparten cartel con El Canto del Loco, Shakira o Tokio Hotel… eso por no hablar de los inevitables pinchadiscos, ya sabéis, la palabra DJ al lado de un nombre y un tío con el auricular colgado dándole a play.    

Todo el mundo se apunta a los festivales, de folk, de rock, de pop… en esa manía por etiquetar y compartimentar la música en ghettos. Pero nadie siente la música. Nadie la disfruta. Hay dos cosas que nunca he hecho en mi vida ni pienso hacer: ir de botellón y a un festival de este tipo. La música gana enteros con la proximidad del intérprete, por eso disfruto más de los conciertos en las pequeñas salas, donde los grupos suelen entregarse más y se limitan a lo musical.

Entrevista a Bule Bule

Posted in Música, Rock & Roll with tags , on mayo 21, 2008 by forragaitas

“Intentamos ser puros y dejarnos llevar por la música”

 

El trío sadense de rock and roll Los Santos ha conseguido encontrar su estilo propio mezclando el rock primitivo con la música twist tras diez años de existencia

 

Ser batería de un grupo  que se autoproclama «la mejor banda de Galicia y parte del extranjero» parece una ardua tarea. Subversivos y sensibles a la vez, Los Santos son tres mitómanos del rock and roll que se han ganado a pulso un puesto en los altares del underground musical gallego. Tras casi diez años de existencia, la banda ha conseguido hacer sonar su música en la MTV o compartir escenario con bandas de la altura de The Meteors y aguarda editar su primer disco. Sergio Prieto (A Coruña, 1983) es quién lleva el ritmo en una banda visceral y, sobre todo, diferente a todas.

—¿Está infravalorado el papel de los baterías en general?

—Creo que está sobrevalorado, porque para ser batería solo necesitas sentarte ahí y dejarte llevar por la música. Lo que sí es verdad es que hay grandes baterías poco reconocidos.

—¿Por ejemplo?

—Dennys Wilson, de los Beach Boys, porque además de batería él era compositor, intérprete, pianista, cantante e imagen. Además llevaba poco tiempo tocando cuando empezó en el grupo, y aún así grabó discos memorables. Y ese amateurismo de sus inicios es bueno para el rock and roll porque crea una música auténtica y anima a que todo el mundo la pueda interpretar. Aún encima, tenía un estilo que nadie puede imitar.

—¿Es ese en tu opinión el mérito de un buen batería?

—Depende de muchas cosas. Muchos productores dicen que lo más importante de la producción de un disco son las baterías, que son la clave. Y un buen batería, en mi opinión, no es aquel que simplemente es un virtuoso, sino el músico que es capaz de concebir su batería junto a los demás instrumentos en una canción y conseguir dar con el tempo musical adecuado, lo cual es importantísimo, a veces más  que la propia melodía.

—Ponme un ejemplo

—Levon Helm, de The Band, porque no destacaba con rudimentos técnicos y tocaba justo lo que la canción pedía.

—Dime alguna canción en la que esto sea determinante.

Be My Baby, con producción de Phil Spector, donde Hal Blaine inicia la canción con unos toques de batería que consiguen convertir la canción en algo inmortal.

—¿Cuáles son tus principales influencias como batería?

—Me molan: el propio Dennis Wilson, Tommy Lee, Ringo Star, John Densmore, Tommy Ramone, Rat Scabies, Animal Taylor, Nick Nox, Steven Adler, Steve Riley, Gene Krupa, Buddy Rich, Hal Blaine, Earl Palmer y muchísimos bateristas más.

—En Los Santos, ¿de qué forma intervienes en el proceso compositivo?

—Intento crear un concepto, como Manquiña [risas], algo tipo cómic, como un dibujo animado… es difícil de explicar. Intento obtener algo onírico, algo que sea un concepto en sí mismo; me veo como si yo fuera el pato Donald tocando la batería.

—Los Santos decís hacer «punk twist», ¿qué es eso?

—Nosotros somos un grupo de música. Realmente hacemos eso, como cualquier grupo de rock and roll. Lo de punk-twist es para darle un toque pintoresco al asunto. Nos parecen dos conceptos que cuajan bien. Resulta interesante mezclar un rock primitivo con la música twist.

—El sonido de tu banda, ¿a qué grupos recuerda?

—Yo diría que somos un compendio entre los Ramones, Beach Boys, The Cramps, Little Richard y Trashmen. También podemos recordar a The Troggs, Sonics o Bo Diddley.

—¿Por qué se forma un grupo? 

—La pregunta sería cómo no forma un grupo cierto tipo de gente.

—Explícate. 

—Hay personas predestinadas a formarlo por su pasión por la música. Es una necesidad, llega una hora en que para ti es algo vital.

 

 

—Os habéis ganado la fama de banda transgresora y un poco saltimbanqui, ¿qué hay de cierto en todo esto?

—Nunca supe por qué la gente nos ve así. Somos tres tíos totalmente normales que amamos la música. Hay gente loca de verdad que pasa totalmente desapercibida.

—¿Por qué momento estáis pasando Los Santos en la actualidad?

—Pues… estamos en un momento de madurez [risas]. Nunca supe lo que es esto pero queda de puta madre, todo el mundo lo dice en las entrevistas. Este año cumplimos diez años tocando, en agosto. Hemos encontrado por fin nuestro estilo. Aunque siempre que encuentras algo pierdes otra cosa, y nosotros hemos renunciado en parte a la técnica. Intentamos ser puros y dejarnos llevar por la música, sin más, que la técnica no sea un obstáculo. Esto es lo difícil de conseguir.

—Os han acusado de hacer una música muy simple.

—Es que eso es lo difícil de conseguir. Cuando uno dice que la música es simple, esto a veces no se entiende bien. Creo que es al revés. Nuestra música es muy complicada aunque parezca lo contrario, precisamente porque al ser tan pura, tan rítmica, no hay nada con qué camuflarla. Nuestras canciones son todas iguales, son como un bloque, todas tienen el mismo ritmo, las mismas notas. Somos como bluesmans.

—¿En qué sentido?

—Se trata de ese rollo del blues. Un negro con su guitarra toca siempre lo mismo, es realmente un sentimiento más que un estilo de música… como ocurre también en el country, el flamenco o el soul. Pasan muchos años para que esos estilos sean asimilados por todo el mundo, hoy son músicas de género que ya están consagradas, no nacieron en las academias sino en el sentir de las personas, y nosotros reflejamos ese sentimiento con nuestra música. Soy un puto visionario.

—¿De qué hablan vuestras letras?

—Del amor a Dios por los hombres y de los hombres por Dios. Mucha gente se toma a risa esto pero es totalmente cierto. Hablamos de la vida, del más allá, de la trascendencia, del sexo como vida, de la naturaleza… la música es amor por Dios. Cuando no hay nada, ahí está realmente el lugar de la música. En el nacimiento está el ritmo, en la muerte también.

—¿Tenéis algún material editado?

—Sí, en varios recopilatorios. Estamos intentando grabar nuestro primer disco pero tampoco nos obsesiona. Aunque hace ilusión porque la música queda ahí grabada. Tenemos muchas grabaciones caseras, eso sí. También nos mola mucho el rollo videoclip, en breve sacaremos a la luz un espectacular vídeo… igual hasta hacemos nuestra primera película: Los Santos. La película, se llamará así. Y estamos en breve en el proyecto Galician Bizarre.

—¿Cuándo os podremos ver en acción?

—El 24 de mayo, este sábado, estaremos en pub Velvet de A Coruña en directo junto a THE, Diadermin, Telephones Rouges. El 18 de julio estaremos en Fene en un festival de rock. El 26 de julio estaremos en el festival Sereas e Piratas, en la playa de Razo, junto a otras bandas como Franc3s, Jiménez Los Santos, Los Justicieros, Novidades Carminha, Schizophrenic Housewives y
Telephones Rouges. Y el 6 de agosto tocaremos en Sada.